Nuestra línea roja la marcará la derogación de toda normativa lingüística catalanista

Se terminarán las subvenciones a los chiringuitos catalanistas


El presidente de VOX Baleares, Jorge Campos, junto con el secretario general del partido, Sergio Rodríguez, y la vicepresidenta de Finanzas, Sandra Barceló, se han reunido con representantes de Convivencia Balear y  Grup d’Acció Balear (GAB). Estas plataformas ciudadanas, encabezadas por sus presidentes; Manuela Cañadas y Toni Ballester respectivamente, han expresado a la formación política su preocupación tanto por la deriva catalanista que se está produciendo en Baleares como la poca defensa que desde las instituciones lideradas por la izquierda se le está dando al mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense y la falta de compromiso por defender la unidad de España.

Para VOX Baleares estos tres puntos son incuestionables. De hecho, tal y como ha apuntado Campos, “salimos a ganar las elecciones y, cuanta más mayoría tengamos, más fácil será aplicar nuestro programa electoral que tiene como eje principal derogar toda normativa catalanista en beneficio de nuestra lengua balear”.

Para Campos, los demás partidos que ahora se ponen la bandera del anticatalanismo no son de fiar. “Ciudadanos es capaz de darle la mayoría al PSOE de Armengol y a los nacionalistas independentistas con tal de no estar en un gobierno con VOX. Así lo ha dicho su líder Pericay en repetidas ocasiones. En cuanto al PP, qué garantías tiene un partido que, con una mayoría de 35 diputados en la pasada legislatura, no hizo nada en materia lingüística y ahora, ese mismo partido pierde al principal impulsor de esa medida, que nunca se llegó a aplicar, y sus motivos son que el PP Balear está escorado al nacionalismo”.

VOX Baleares está convencido de que nadie va a ser tan claro en materia lingüística. “Derogaremos toda la normativa catalanista, empezando por la Ley de Normalización Lingüística, garantizaremos la libre elección de lengua en todas las etapas educativas y acabaremos con la catalanización porque el catalán no puede engullir al mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense” ha aseverado Campos.

De la misma manera, el presidente de VOX Baleares ha afirmado que, si no tuvieran una mayoría absoluta para gobernar y tuvieran que negociar unos pactos con otras formaciones políticas, la línea roja la marcará la lengua. “si nos necesitan tendrán que derogar la normativa lingüística sino, volverá a gobernar la izquierda nacionalista e independentista” ha insistido Campos.

Tanto para Convivencia Balear como para Grup d’Acció Balear la inquietud que se presenta es cómo materializar todo ello y, llegados al caso, cómo combatir la movilización callejera que se llevará a cabo por parte de los partidos de izquierdas que con total seguridad saldrán a la calle y tratarán de provocar el caos social, como así ha ocurrido en otras ocasiones. Desde VOX Baleares se ha dejado claro que no van a ser como el PP que, ante una manifestación, se acobardaron y cedieron ante el chantaje nacionalista. “Nosotros no. Porque, ante los miles de ultras que puedan agitar la calle, tenemos la confianza de otros miles de votantes que nos habrán dicho en las urnas que este es el camino de la libertad” ha enfatizado Campos.

NI UN EURO PARA EL CATALÁN

Además, Vox Baleares ha insistido en cerrar el grifo a todas las subvenciones millonarias que reciben las asociaciones pro catalanistas y a la mal llamada normalización lingüística del catalán.

“Necesitamos potenciar nuestras lenguas autóctonas, nuestras raíces baleares y nuestra cultura e historia porque nosotros jamás hemos sido ni somos ni seremos catalanes de Mallorca ni formamos parte de los Países Catalanes” ha concluido Campos.