La primera medida de VOX en Baleares será derogar la Ley de Normalización Lingüística de 1986

Palma de Mallorca, 21 de febrero de 2019.- “La primera medida que VOX Baleares impulsará tras las elecciones autonómicas de mayo será la derogación de la Ley de Normalización Lingüística de 1986, que es el origen de todas las desigualdades y conculcación de derechos que sufren miles de familias de las Islas, desde que el PP la aprobara”.

Así lo ha anunciado hoy Jorge Campos, presidente de VOX Baleares, en una rueda de prensa con motivo del Día Internacional de la Lengua Materna, en la que formuló además la siguiente pregunta: “Quiero saber si los partidos con representación parlamentaria en el Parlament balear apoyarán o no esta propuesta”.

“Sé que la izquierda prefiere políticas excluyentes de inmersión en catalán, pero quiero saber qué postura adoptará el PP, al que se debe desde hace 32 años la aprobación de esta ley, y cual será la de Ciudadanos, ante sus continuos cambios de opinión”, señaló el líder de VOX de Baleares, y añadió: “Quiero saber si el PP y Ciudadanos se van a adherir a la propuesta de VOX”

Campos aprovechó para anunciar la tramitación, también urgente, de una Ley de Uso de las Lenguas Oficiales, “que garantice los derechos de los hablantes de ambas lenguas mayoritarias, balear y español, y permita la libre elección de lengua en todas las etapas educativas”.

Para VOX Baleares, esta derogación de la Ley de Normalización Lingüística y su sustitución por una Ley de Uso de las Lenguas Oficiales será un requisito indispensable para cualquier pacto tras las elecciones de mayo, “y es perfectamente factible su puesta en funcionamiento en el ámbito escolar a partir del próximo curso”.

“En Baleares no podemos celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna. No hay libertad para escoger la escolarización de los niños en sus lenguas maternas, ni en español, ni en mallorquín, menorquín o ibicenco, como se aconseja desde hace 50 años desde organismos como la OCDE. La falta de libertad lingüística afecta también a toda la administración pública”, concluyó Jorge Campos.