EL AYTO DE PALMA ABANDONA A LOS CIUDADANOS DE SON PUIG EN UN PROCEDIMIENTO IRREGULAR

ACTUA/VOX está manteniendo reuniones con los vecinos de Son Puig confirmando el engaño a los que han sido sometidos por parte del consistorio presidido por Antoni Noguera, quien les prometió costear el soterramiento de la línea de alta tensión que pasa a escasos metros de sus casas y ahora, 10 meses después de anunciar públicamente que modificaría el proyecto, deja tirados a los vecinos.

El proyecto fue autorizado por el gobierno balear el 16 de mayo de 2016, tras la tramitación de un expediente administrativo que consta de numerosas irregularidades, como la ausencia de declaración de impacto ambiental de parte del proyecto, la falta de participación real y efectiva de los ciudadanos prevista por la ley, la afectación de espacios ANEI donde no está suficientemente justificada la instalación de este tipo de infraestructuras o la ausencia de informe favorable de recursos hídricos, dado que la instalación afecta a varios torrentes.
 
Además de todo ello, la instalación de una torre de alta tensión de 50 metros de altura, con el impacto visual que ello supone en la única entrada desde Palma a la sierra de Tramuntana, declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad, junto con la alarma social que supone al estar situada junto a viviendas donde residen más de 50 niños menores de 5 años y un colegio a escasos metros de la zona, hacen de este proyecto todo un despropósito que el Ayuntamiento y el Gobierno balear deberían evitar a toda costa. Lo cierto es que tienen las herramientas para ello pero no tienen voluntad.
 
El Gobierno balear podría anular la autorización para la instalación amparándose en las irregularidades contenidas en el expediente. Por su parte, el Ayuntamiento de Palma puede solicitar a Red Eléctrica la modificación del trazado, ya que la Ley contempla esta posibilidad.
 
El soterramiento de los escasos 400 metros de la instalación de alta tensión es vital para salvar Son Puig de este despropósito y sinsentido, por ello desde ACTUA/VOX recomendamos a los vecinos a presentar una demanda, a la mayor brevedad, contra las administraciones implicadas, ante las maniobras dilatorias, principalmente del ayuntamiento, para que prescriban los plazos legales. Estaremos al lado de los vecinos para solucionar de una vez por todas esta aberración en cuanto tengamos capacidad de gobierno en el consistorio palmesano.