EDUCACION Y SINDICATOS PERJUDICAN A LOS INTERINOS POR EL NEGOCIO DE LOS CURSOS DE FORMACION

La consejería de educación del gobierno balear, dirigida por el socialista Martí March, ha aprobado una nueva baremación de méritos que limita el valor de las titulaciones universitarias en las pruebas de oposición al cuerpo de maestros y profesores de enseñanza no universitaria. Frente a una doble titulación, un máster o un doctorado, los sindicatos han decidido anteponer la realización de los cursos ofertados por ellos mismos, cuya artificiosa puntuación se otorga a los matriculados por el simple gesto de haber abonado las tasas correspondientes y asistir a un mínimo de sesiones.

Para ACTUA/VOX esta es la verdadera razón de la reducción de la formación académica en favor de la formación permanente, por medio de cursos organizados por la Consejería y los sindicatos: "Mantener las millonarias subvenciones públicas que se destinan a sindicatos y profesores"

"La realidad es que la oferta de cursos de formación del profesorado interesa poco a los profesores, ya que sus contenidos se orientan al adoctrinamiento ideológico y político y no a la formación académica. Predominan los cursos con títulos como "El lenguaje sexista", "La participación social en la escuela", o "El género en la enseñanza". Los cursos son escasamente demandados pero se mantienen gracias a matrículas "obligatorias" para que los profesores obtengan puntos para cobrar suplementos económicos por sexenio. La oferta de cursos es muy superior a la demanda, por lo que los sindicatos y la Consejería buscan un nuevo mercado cautivo: Los interinos"

Coincidimos con lo declarado por el profesor Carlos Serra, presidente de la asociación de profesores, PLIS Educación: "La medida no puede ocultar que responde a intereses puramente corporativos por los que, a cambio de ofrecer mediocridad instructiva y mercadeo de puntos para engrosar listas de interinidades, cobro de trienios y sexenios o méritos para el acceso a plazas de funcionario, los liberados del trabajo se agencian al año millones de euros"

El presidente de ACTUA Baleares, Jorge Campos, afirma que: "Si la coalición ACTUA/VOX obtiene responsabilidad de gobierno, nos comprometemos a eliminar las subvenciones a los sindicatos, y a modificar la baremación de méritos primando la formación académica, para no perjudicar a los más de mil interinos que no han querido pasar por el tubo sindical y que ahora se verán superados en puntuación por quienes han realizado esos cursos de formación de ingeniería social ofertados por los multisubvencionados"