ACTÚA BALEARES denuncia que la Consejería de Educación del Gobierno Balear, dirigida por el socialista Martí March,obliga a los padres a acatar el proyecto lingüístico del centro en la solicitud de escolarización, en un sistema educativo donde el 87% de los centros públicos aplican la inmersión en catalán. 

Tal como ha demostrado este último año la Fundación Círculo Balear, el 87% de los centros educativos públicos aplican el sistema de inmersión lingüística 100% en catalán, el 11% una sola asignatura de español a parte de la propia asignatura de lengua española, y únicamente un 2% reparten equitativamente entre catalán y castellano.

Un año más, el gobierno balear vulnera la legalidad vigente impidiendo el derecho de los padres a elegir la lengua de enseñanza para sus hijos enquistándose un problema que se sufre en Baleares desde hace más de 20 años.

El presidente de ACTUA BALEARES, Jorge Campos, afirma que: "Se ha demostrado que ningún partido de los que ha gobernado ha garantizado la libertad lingüística. Un año más se prohíbe escolarizar en español, se sustituye el balear por el catalán estándar y se sigue permitiendo el adoctrinamiento nacionalista en muchos centros educativos. Sólo ACTÚA BALEARES puede dar solución a esta vulneración de derechos y libertades porque es el único partido que apuesta por la libre elección de lengua en todas las etapas educativas"