El presidente de ACTÚA BALEARES, Jorge Campos, se ha puesto en contacto con la médico otorrinolaringóloga, Irene Mayorga, quien, junto a su marido, médico de familia, han confirmado que abandonan Mallorca el próximo 28 de abril por la imposición del catalán en la sanidad y en la educación.

Este matrimonio no abandona Baleares únicamente por el requisito del catalán para poder seguir trabajando sino también por la falta de libertad lingüística en la enseñanza. Irene está embarazada y, según ha explicado a Jorge Campos, no quiere que su hijo se escolarice en un sistema de enseñanza donde no podrá estudiar en su lengua materna por ser esta la castellana: “Se sienten ciudadanos de segunda con menos derechos que los demás a pesar de pagar los mismos impuestos”

Nuestro sistema de salud sigue perdiendo especialistas como este matrimonio que, a pesar de tener cursos de expertos, tesis doctorales, varios masters, y publicar en revistas nacionales e internacionales, no cobrarán su carrera profesional porque el PSOE y sus socios nacionalistas, con el apoyo de PODEMOS, priman la titulación lingüística sobre la profesional, y porque el gobierno de España en manos del PP y Ciudadanos tampoco son capaces de dar solución.

Se está intensificando la implantación de un régimen de apartheid lingüístico por parte del actual gobierno del PSOE y MES en la administración, en la educación, en la sanidad y en el conjunto de la sociedad, ante la pasividad de la oposición del PP y Ciudadanos. Esta situación debe acabar.

Desde ACTÚA Baleares nos reafirmamos en nuestra promesa de derogar todas las leyes que permiten esta discriminación lingüística y que privan a nuestra comunidad de los mejores profesionales.

El presidente de ACTUA BALEARES, Jorge Campos, ha trasladado a la familia afectada su ayuda y les desea lo mejor confiando que tras las elecciones de 2019 puedan regresar felices a nuestras islas, porque "esperamos que vuelvan a ser tierra de acogida, tolerancia y progreso"